31 octubre, 2015

RESEÑADORES Y ESCRITORES/AUTORES EN PIE DE GUERRA





Hola taradas. Vuelvo al ataque y con un post que puede hacernos recapacitar de cómo está el mundo actual de las reseñas.

Lo que me llevan picando los dedos con este post. No quise hacerlo en el momento que me enteré de cómo están funcionando algunos escritores o reseñadores hoy en día, porque iba a soltar sapos y culebras por la boca. Pero es que no puedo más. No sabéis cómo tengo los dedos de rojos ya. 

Lo primero de todo, gracias, GRACIAS en mayúsculas a todas las reseñadoras que se han tomado la molestia de leerse mis novelas y hacer una reseña.


No sé si esto va a ser meter el dedo o más bien el brazo dentro de la llaga, pero por si no lo sabíais os voy a dar a conocer el funcionamiento de algunos reseñadores y de algunos escritores ahora mismo. 

MUCHÍSIMAS GRACIAS DE CORAZÓN.



Yo voy a hablar en todo momento desde mi punto de vista, de autora autopublicada. No hablo por nadie más ni pongo palabras en boca de nadie. Como siempre voy a ser directa y sin pelos en la lengua. Así que agarraos bien que el camino tiene muchísimas curvas y en algunas a lo mejor nos encontremos con la chica de la curva.

¡AVISO QUE HAY PARTES QUE ACOJONAN MÁS QUE YO!

Voy a hablar de esto por partes, porque hay varias cosas que quiero decir bien alto y no quiero que se me olvide nada. Así que allá vamos.



     LAS RESEÑAS

Como autopublicada es muy difícil darte a conocer en este gran mundo de los libros. Al principio no sabes muy bien qué hacer o cómo hacerlo. No sabes si debes regalar tus libros, sortearlos en mil y un sorteos que se preparan en diferentes grupos de Facebook, si debes ofrecerlos como si fueran tu primera hija virgen para un sacrificio junto a una cabra. No tienes la más mínima idea de cómo debes hacerlo. Al principio cedes o te piden el libro algunas reseñadoras con las que ya has tenido charlas por Facebook, mantienes más o menos un trato diario con ellas, y claro está, puedes investigar a ver que reseñadora tiene más tirón para ofrecerle tu libro. Está claro que es la mejor de las publicidades. Lo haces de una manera desinteresada, lo único que quieres es que se mueva un poco la novela y llegue a más lectores. Desinteresada a medias, pero con un fondo bueno. Que la gente te conozca de alguna manera.

Bueno, pues ese lema ha cambiado en el último año o en los últimos meses. Ahora hay dos opciones.

1-  La escritora, que se hace llamar escritora sin tener más de una novela publicada, (los que me conocéis ya sabéis lo que opino de la palabra ESCRITORA. Es demasiado grande para mí y para muchas personas que están saliendo con libros publicados ahora mismo) se pone en contacto con blogueras o reseñadoras para que lean y opinen de su libro. Hasta aquí perfecto. Ahora viene cuando me matan. Si no le hacen una reseña positiva a la ESCRITORA, ella dice que no les pasa el libro. Que ya que se lo manda en un PDF gratis, que algo se tendrá que llevar de ello. 

Vamos a ver Estrellita Castro. ¿Quién te crees que eres para pedir solo reseñas positivas? A todas nos encanta que nos pongan por las nubes en una reseña, pero las críticas hechas desde el respeto, nos ayudan a crecer.

Estás engañando con las supuestas reseñas que hacen de tu libro. ¿Realmente es lo que quieres? Una publicidad tan mala para ti como escritora o para tu nueva novela. ¿No te atreves a que alguien te diga que no le gusta algo de la novela? 

Vamos a ver, yo he recibido reseñas positivas, otras no tanto y otra más mala que Cruella de Vil robando cachorritos. Hay que aceptar todas las opiniones que se viertan sobre tu novela. Unas serán buenas y otras no tanto, pero no puedes coaccionar a la gente con, te estoy regalando mi libro que vale como 6€ en digital (otra cosa de la que haré otro post porque deben de ir con tinta de unicornio) así que o bien me haces una reseña positiva o te jodes y no lo lees. NO, ASÍ NO.  


2-  Luego tenemos las reseñas compradas. Bling, bling, bling, bling. Aquí tenemos la gallina de los huevos de oro. Lo que estáis leyendo. Pillad los ojos que se os acaban de caer porque os interesará saberlo. ¿Que nadie quiere leer tu libro? Pues págales y matas dos pájaros de un tiro. Te hacen una reseña, te publicitan en Facebook y te la hacen súper positiva. Aunque sea el mayor truño del mundo, será mejor que el mayor Best Seller de todas las épocas. Aunque no sé de qué me extraño con esto, estamos en el país del pillaje y del trapicheo. Así que el mundo literario no se iba a salvar de ello. 


3-  Por otra parte tenemos las reseñas pagadas. No es lo mismo que el anterior. Tú imagínate la cara que se te puede quedar cuando, inocentemente y buscando que te lean, le dices a una reseñadora que sí, que ella encantada pero que te cobra 1€ por la reseña (sea la que sea) o 5€ si la reseña es positiva. De cojones. Ya te dejas el tiempo y la pasta en crear el libro tú misma, la portada, la edición y corrección (si se da el caso) y ahora tienes que pagar porque te lean. Vamos, que si tenéis un blog y os queréis sacar una perrillas extras y no os da la gana meter publicidad de vibradores, podéis empezar a cobrar por vuestras reseñas. OLE VUESTROS SANTOS OVARIOS.  


LAS ESCRITORAS
 
Ahora nos toca hablar de las ESCRITORAS que no aceptan una mala reseña. Sea de quien sea y ataca con tanques, lengua con mucho veneno y mucha mala leche.

Hace un tiempo pasó con una ESCRITORA a la cual no voy a nombrar para no darle más publicidad que se puso como una fiera cuando en una lectura conjunta varias reseñadoras dieron su opinión sobre el libro. Yo leí todas y cada una de esas reseñas, y en ningún momento faltaron al respeto a la señorita (vamos a ponerlo así que queda mucho más fino). Solo decían que tal o cual no les había gustado de su novela. Pues aquí la señorita se dispuso a atacar sin piedad en sus RRSS a estas reseñadoras. Su amplio léxico iba desde malfolladas hasta imbéciles. 


Claro que sí. Es lo que tenemos que hacer. Si no pagamos por las reseñas, si no exigimos que nos las hagan positivas, lo que tenemos que hacer es insultar a las personas que se han tomado la molestia de leer tu libro (porque lo cediste o lo cedió tu editorial para una lectura conjunta en alguna plataforma) y mandarles a comer rabos porque son muy buenos para la dieta mediterránea. Claro que sí. Así nos va cuando queremos leer algo y no nos decidimos, que tiramos de opiniones y reseñas de blogs o en Amazon. Cuando me encontré con esto, no quise ni leer el libro de esta señorita. Si trata así a personas que no conoce, ¿qué va a hacerles a sus personajes? ¿Meterles una barra de hierro caliente por el culo para ver su reacción? No bonita, no me seas tan DIVÓN (de esto habrá otros post que ya os avanzo el título DE DIVAS Y DIVONES) y ten un poquito más de humildad. No se le puede gustar a todo el mundo y todos tienen un derecho fundamental en este país, la LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Mientras no te falten al respeto, no debes actuar así porque te ves reflejada en tus actos y en tus palabras. 

  

     LAS RESEÑADORAS


 
Aquí ya sé que me voy a meter en camisas de once varas y que puede que nadie me quiera volver a reseñar un libro, pero bueno, todo hay que decirlo. 

Mi experiencia con las reseñadoras con las que trabajo normalmente (yo no pago con dinero, solo lo hago con comentarios en sus blogs al hacerme la reseña y con muchos besos a través de la pantalla) es IMPRESIONANTE. Siempre tienen un rato para hablar conmigo, para aceptar los libros y para leerlos. Para decirme aquí tienes un error o aquí te falta tal. Y esas correcciones se aceptan muy gratamente, porque es lo que me ayuda a seguir creciendo como AUTORA. 

A mí me han pedido libros para reseñar libros en mucho blogs y yo los he cedido sin ningún problema, sin pedir nada a cambio (tan solo la reseña que ellas me han prometido), sin esperar una reseña de 150.000 estrellas. Me he encontrado reseñadoras que se han enamorado de la historia y otras que no eran lo que esperaban. Estas últimas han hecho una reseña sincera, directa y súper correcta. Sin faltar al respeto y con una crítica muy constructiva. 

Pero también me he encontrado con reseñadoras que me han pedido los libros (el primero hace más de un año) y ¿habéis visto esa reseña? Yo tampoco. Yo puedo entender que no es un libro de editorial, de esas con las que tienen un acuerdo de x reseñas al mes, o que les den prioridad a esos libros de editorial o de ESCRITORAS reconocidas. Yo eso lo entiendo. Pero que después de un año no me hayas escrito la reseña, que no hayas dado señales de vida y que te pregunte y pases de mí como de comer brócoli, pues me mosqueo. Libros gratis hay en Amazon todos los días. 

Otro tipo son esas reseñadoras que pillan las reseñas de otras reseñadoras, les cambian el tipo de letra, hacen un copia pega y zasca, su nombre al final de la reseña. Prefiero que no me la hagas a que le robes el trabajo a otra persona que sí que se ha leído el libro y que ha usado su tiempo libre en dar su opinión. Prefiero que no me la hagas a que le robes el trabajo a otra. El plagio está tan dentro del mundo literario que hasta en las reseñas se ve.



Así que si te pasan libros y no te da tiempo a leerlos, sé sincera y no plagies. Que eso está muy feo y luego te pueden caer encima las miles de críticas que hacemos a los que plagian. 

¡AHHHHH! Y cuidado con pasar libros que cedemos a reseñador@s. Si no lo sabéis solemos ponerles trampas a los libros para que si descubrimos que se ha pasado nuestra novela, podamos saber quién ha sido. A mí aún no me ha pasado, pero ay como me pase. No tendrá agujero en el mundo para esconderse tan profundo como para que no le encuentre. 
Y esto es todos tarad@s. No quiero ni herir a nadie, ni meter el dedo en la llaga, pero todo lo que está pasando últimamente con este tema, pues me tiene un poquito hasta el toto. Cómo hay gente (de cualquiera de las partes que he hablado) que se está lucrando y riendo del resto de autores, escritores, reseñadores, opinadores y blogueros decentes, que los hay y yo tengo muchos de amigos. Con suerte yo no me he encontrado con ninguno de los que aquñi describo, ni yo soy una de esas que también describo.

A estos últimos, de nuevo muchísimas gracias por tomaros vuestro tiempo para leer mis novelas. Gracias por todas y cada una de vuestras sinceras opiniones. Gracias a vosotros hoy en día se nos conoce un poquito más. 

OS ADORO. ¡CLAROOOOOOO!


Besos tarados.




            
 
Copyright © Marta Lobo Autora. All Rights Reserved.
Blogger Template by The October Studio