28 diciembre, 2017

FIN DE AÑO

Buenas tardes, preciosuras.

¡FELICES FIESTAS y todo lo que se desea en estas fechas!

Sí, soy bastante Scrooge, en todo lo que a temas navideños se refiera, qué le vamos a hacer.

Ebenezer Scrooge, de "Cuento de Navidad" de Charles Dickens.

Estamos a cuatro días para terminar este 2017 y sé que me propuse hacer un post semanal y, como he tenido un año tan jodidamente asqueroso, no me ha dado la vida para nada. Me gustaría hacer un balance de este 2017, pero como muchas sabréis ha sido un año bastante jodido, muy jodido si somos sinceros. No voy a entrar en detalles de lo que nos sucedió en febrero que nos cambió la vida para siempre o la mala noticia de hace un mes, que nos puso a toda la familia en stand by por unas semanas. Pero he sacado algo en claro de este año: JUNTOS SOMOS INVENCIBLES. Me he casado (esto ha sido lo mejor que he podido planear este año) y disfrutamos de una Luna de miel bastante inesperada ya que nos fastidiaron los planes a última hora. Sí, se nos han juntado demasiadas cosas este año, así que, amodiado 2017, espero que seas bueno estos tres días que te quedan para largarte muy lejos. 



No quiero ponerme en plan: puto 2017, te odio con comer acelgas crudas. Tampoco quiero empezar a dar lecciones de que en esta vida hay que superar todo lo que te suceda con una gran sonrisa. No. Es bueno cagarte en todo, gritar, llorar e incluso se te permite ser débil en ciertos momentos de tu vida. Pero una vez que ha pasado todo, aunque siga doliendo, sacúdete las rodillas, mírale a los ojos a tu destino y grítale: 


ME DA IGUAL LO DIFÍCIL QUE ME LO PONGAS, VOY A IR A POR TI AUNQUE NO QUIERAS. 

Bueno, pues que ya me he puesto en plan pensamiento positivo Mr. Martaful os regalo el "superconsejito del día". 



Vale, ya me dejo de tonterías, prometido. Mi humor este año no ha cambiado y sigue siendo igual de negro que siempre. O algo peor. Si es que yo creo que en otra vida fui una escocesa de pelo largo y rojo, con espada en una mano y botella de whisky en otra. 

Quiero daros las gracias, por SER, ESTAR Y CONTINUAR a mi lado. Aunque haya sido una año tan malo, he podido publicar la trilogía Mi tarea pendiente, esa historia que comenzó hace casi cinco años. No os imagináis lo que fue centrarme en ella y poner aquel punto y seguido de su final. Creo que fue la terapia que necesita y recorrer las calles de Nueva York con Mariola me supuso un soplo de aire fresco. 
Gracias por leerme, por permitirme ser yo, por estar atentas a cada cosa que publico, a lo que no publico y que me preguntáis si todo va bien, a lo que pienso y lo que digo. Sin vosotr@s, nada de esto sería posible. 

Así que quiero recompensaros. Sí, sí, a ti y a ti, a esas visitas, que aun sin publicar nada en el blog, siguen visitándolo de vez en cuando.

Prohibido su uso con fines comerciales o lucrativos, ya que está creado como regalo para
mis lectoras, pero por si las moscas vuelan bajo, todo está debidamente registrado
en el Registro de la Propiedad Intelectual. 
Os podéis descargar de forma totalmente gratuita el CALENDARIO 2018 que he diseñado con frases de todas las novelas que he publicado hasta ahora. He diseñado desde la portada, los meses, las semanas, los encabezados de cada página y ese regalo final con frases que no entraban. Si es que se me acababan los meses y era imposible elegir solo doce frases. Encontraréis de las siete novelas que están publicadas hasta ahora y, de regalo, un par de ellas de la que saldrá el año que viene de Vika y Ailean, Cuando nos volvamos a encontrar.

Y me siento generosa. Ayer lo colgué en el grupo de Facebook, pero hoy os las dejo por aquí también por si os las queréis descargar para imprimir y tenerlas juntos a vuestros libros en papel. Como sabéis, las que me seguís desde el principio, cree unos marcapáginas especiales para las primeras novelas, en formato tipo Polaroid. Pues me faltaban las de la trilogía, sí, no me ha dado tiempo a mucho este año, prometo organizarme mejor para el 2018. En este enlace podéis ver todos los MARCAPÁGINAS y descargarlos para imprimirlos, pero como siempre, sin fines comerciales. 

Sí, sé que no es un post demasiado elaborado o completo o lo que merecéis para terminar este 2017, pero tengo a unas cuántas personas taladrándome la cabeza para que siga con su historia y la termine de una vez, pero es que están hablándome otros personajes. ¿No sabéis de quién os hablo? Pues os presento a unos cuantos ahora mismo, así para hacer el post un poco más completo, que os lo merecéis todo. 

   
Este es Gaven y no, no es el personaje principal de la novela, pero es que no sabéis la conexión que me une a este hombre. Tiene un je ne seis quoi que me ha atrapado. 
    «—Nena, sabes que te he ganado con solo dos líneas. Soy el protagonista de tu novela aunque al resto les hagas creer que es Ailean. No te puedes olvidar de mí, Marta, jamás lo harás». 
Y así todos los días. 

         
«—Sí, Caspian, sí. Todo lo que tú digas. La verdadera y única protagonista de esta historia... c'est moi, MON AMOUR. Marta, a este ni caso. A ver si le buscas de una vez a una profesora con gafas de pasta, falda muy corta y camisa desabrochada hasta el ombligo y le hace feliz». Y con esta más de lo mismo. Está mal de la cabeza. 


Creo que con estos dos podemos empezar a abrir boca con la novela y... ¿no? Estoy viendo caras en plan: vamos a ver, tarada, ¿no nos presentas al personaje principal? Venga ya, a un secundario y a la loca de la protagonista. Venga, estírate que estamos en fiestas. 
   

«—¿Así que me querías tener oculto a tus lectoras, Marta? Mira que soy el mejor de los protagonistas que has tenido jamás. Me has odiado desde el principio, pero al final (aunque no lo vayas a reconocer jamás), me he ganado tu corazón. Y eso que me puteas lo más grande, pequeña». 
—No me llames pequeña, Ailean, que si nos perdemos el respeto, sabes lo malvada que puedo llegar a ser con tu personaje. 
—¿Aún más? Mirad, no tenéis ni idea de lo que me ha hecho. Me viste con jerséis horribles y me ha puesto gafas de pasta. Que yo veo perfectamente, pero ella dice que un científico tiene que llevar gafas. Como ella está miope perdida, se cree que… Vale, vale. Me está mirando en plan: te vas a cagar en un rato que siga con esa escena de la roca, pero te vas a cagar de verdad, pequeño.
—No lo sabes tú bien, Ailean. No tienes la más mínima idea».

Feliz año nuevo: salid de 2017 con una gran sonrisa, la cabeza llena de nuevos proyectos, el corazón palpitando por las nuevas aventuras y el cuerpo temblando por la felicidad. Haced que el nuevo año supere con creces vuestras expectativas y os llene de nuevas aventuras, proyectos e ilusiones. Hagamos que este nuevo año sea INEFABLE.


RÁPIDO: CERRAD LOS OJOS Y PEDID UN DESEO. 

NOS VEMOS EN EL 2018, PRECIOSURAS.